domingo, 13 de junio de 2010

La familia, el muro maestro.

La familia es el primer núcleo que conoce el ser humano, él sienta las bases cuando sale a la sociedad y convive con otros. Éste junto con la escuela son determinantes en el futuro comportamiento de la persona.

En la sociedad actual el concepto de familia clásica ha cambiado. Los divorcios, los nuevos matrimonios homosexuales, las nuevas uniones con hijos aportados de otras uniones forman ahora una nueva estructura familiar pero eso no debe afectar si dentro de cualquiera de ellas se mantienen vivos los valores que se inculcan, si existe amor y se enseñan a las nuevas generaciones los conceptos adecuados, éstos siempre permanecerán en el individuo y condicionará su futuro comportamiento.
Es una responsabilidad tremenda si se detiene una a pensarlo. De los actos cotidianos con mis hijos depende lo que aportará éste a la sociedad en la que se integrará.

En la puesta de banda de mi hijo mayor en el instituto, la directora dijo unas sabias palabras, habló del amor con que debe educar el profesor pero al igual que la familia ese amor no debe ir exento de disciplina. Las normas y la disciplina son en realidad una manifestación de ese amor y de preocupación y no intervenir a tiempo en una conducta inadecuada una forma de egoísmo por nuestra parte que creemos que con cubrir sus necesidades y sus peticiones ya estamos cumpliendo. Es más fácil consentir y dejar pasar cosas porque estamos cansados, caer en la desidia porque no queremos enfrentarnos a más problemas después de un duro día de trabajo,
Pero son estas acciones que dejamos pasar un día tras otro las que van moldeando el carácter de nuestro hijo que se habitúa a conseguir todo lo que quiere sin sacrificio, a salirse con la suya siempre. Cuando se incorpore a la sociedad sin nuestro amparo seguirá manifestando esas formas de conducta, perseguirá salirse con la suya a toda costa sin límites a su satisfacción personal y a su egocentrismo.

Una sociedad para mi modesta opinión funciona bien cuando cada individuo sabe ceder cuando debe hacerlo y aportar siempre al bien común, si se integra como una pieza con funcionamiento optimo dotado de generosidad, empatía, amor al prójimo y realiza cada acto con reflexión si lo que hace es correcto o no y siempre presente la consideración hacia los demás.

Si mis hijos actúan persiguiendo en todo momento sus deseos y su satisfacción por encima de todo no sólo habré propiciado su futura infelicidad por las limitaciones con las que sin duda se irá encontrando en esta sociedad, su frustración y todo lo que ésta derivará en su carácter será el espejo de mi fracaso.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Como yo nació mujer...

Como yo nació mujer...

COMO YO NACIÓ MUJER...

Déjame considerar un logro que siendo tú tan extremo en posturas te has sentado con una mujer a hablar de este asunto, es esperanzador sólo por eso y no importa que me digas que en realidad pretendes rebatir mis argumentos y para explicarme que como occidental opino sin saber en cuestiones vuestras y que me mueve la intención de que vuestras mujeres imiten nuestras conductas y forma de vida.Déjame decirte amigo, que jamás me atrevería a inmiscuirme en eso, el camino de las libertades de la mujer musulmana deberá recorrerlo ella como antes lo hicimos nosotras, a su elección y forma.Te hablo de mínimos, esta conversación trata de derechos elementales inherentes al ser humano, más allá de usos y costumbres.Ese argumento tuyo de que como occidental y además mujer es imposible que entienda, déjame decirte de nuevo que no estoy conforme con tus palabras, cuando ni siquiera entre vosotros os poneis de acuerdo, veo que según interpretaciones de las palabras del Profeta, la mujer posee más libertad o menos.Escucha,Me he acercado con todo respeto a tus Escrituras Sagradas buscando razones para entenderte, me ha sorprendido y ¿ sabes?, no hay tanta diferencia entre tu Texto y el mío, se parecen en el fondo, son las formas, las formas que han derramado tanta sangre a lo largo de la historia.No he encontrado en las Azoras nada que te justifique, al contrario y aunque puede haber Aleyas interpretativas de todo el conjunto se desprende consideración y respeto hacia la mujer.De acuerdo, te admito que una traducción no puede considerarse Corán, y que una infiel como yo no puede captar toda su trascendencia.Pero mira, me has dado un argumento sin darte cuenta.Sabes lo que significa Corán, yo también, entonces amigo sigue el díctamen¡Recita! ¡Recita! ¡Recita! y entiende.Olvida lo que te han inculcado otros, olvida lo que te han interpretado.Te pido, tú sólo con las palabras,¡Recita! ¡Recita! ¡Recita! y comprende que no hay nada en ellas que te lo impida.¡Quítale el velo! ¡Quítale el miedo!, libérala de la persecución y de la muerte. Devuélvele su dignidad y su voz y trátala con el respeto que merece, porque como yo nació mujer, como yo nació libre.
Mariant Íberi