domingo, 20 de febrero de 2011

God never blinks, by Regina Brett.

Supongo que muchos han oído hablar del libro de Regina Brett, God never blinks ( Dios nunca parpadea). Ha sido uno de los libros más vendidos y sus consejos seguidos por miles de personas.
Pero por si alguien no lo conoce un pequeño resumen de esas lecciones.




"Para celebrar la llegada a mi edad avanzada , una vez escribí las 45 lecciones que la vida me ha enseñado. Es la columa más solicitada que jamás había escrito." Mi odómetro llegó a los 90 en agosto, así que aquí les va la columna una vez más:



1. La vida no es justa, pero aún así es buena.
2. Cuando tengas duda, sólo toma el siguiente paso pequeño.
3. La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a alguien.
4. Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí. Manténte en contacto.
5. Liquida tus tarjetas de crédito cada mes.
6. No tienes que ganar cada discución. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.
7. Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.
8. Está bien si te enojas con Dios. El lo puede soportar.
9. Ahorra para el retiro comenzando con tu primer cheque de nómina.
10. Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.
11. Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.
12. Está bien permitir que tus niños te vean llorar.
13. No compares tu vida con otros. No tienes ni idea de lo que se trata su travesía.
14. Si una relación tiene que ser secreta, no debes estar en ella.
15. Todo puede cambiar en un parpadear de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.
16. Respira profundamente. Esto calma la mente.
17. Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o gozoso.
18. Si algo no te mata, en realidad te hace más fuerte.
19. Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda depende de tí y de nadie más.
20. Cuando se trata de persguir aquello que amas en la vida, no aceptes un " no" por respuesta.
21. Enciende las velitas, utiliza las sábanas bonitas, ponte la lencería cara. No la guardes para una ocasión especial. Hoy es especial.
22. Preparate de más, y depués sigue la corriente.
23. Sé excéntrico ahora. No te esperes a ser viejo para usar el morado.
24. El órgano sexual más importante es el cerebro.
25. Nadie está a cargo de tu felicidad, más que tú.
26. Enmarca todo llamado "desastre" con estas palabras: "En cinco años, ¿esto importará?"
27. Siempre elige vida.
28. Perdonale todo a todos.
29. Lo que las otras personas piensen de ti no te incumbe.
30. El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.
31. Por más buena o mala que sea una situación, algún día cambiará.
32. No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.
33. Cree en los milagros.
34. Dios te ama por lo que Dios es, no por lo que hayas hecho o dejado de hacer.
35. No audites la vida. Sólo llega y aprovéchala al máximo hoy.
36. Llegar a viejo es mejor que la alternativa--- morir joven.
37. Tus niños sólo tienen una niñez.
38. Todo lo que verdaderamente importa al final es que hayas amado.
39. Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.
40. Si todos apilaramos nuestros problemas y vieramos los montones de los demás, rápido arrebataríamos de regreso los nuestros.
41. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que necesitas.
42. Lo mejor está aún por llegar.
43. No importa cómo te sientas... párate, arréglate y preséntate.
44. Cede.
45. La vida no está envuelta con un moño, pero sigue siendo un regalo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Como yo nació mujer...

Como yo nació mujer...

COMO YO NACIÓ MUJER...

Déjame considerar un logro que siendo tú tan extremo en posturas te has sentado con una mujer a hablar de este asunto, es esperanzador sólo por eso y no importa que me digas que en realidad pretendes rebatir mis argumentos y para explicarme que como occidental opino sin saber en cuestiones vuestras y que me mueve la intención de que vuestras mujeres imiten nuestras conductas y forma de vida.Déjame decirte amigo, que jamás me atrevería a inmiscuirme en eso, el camino de las libertades de la mujer musulmana deberá recorrerlo ella como antes lo hicimos nosotras, a su elección y forma.Te hablo de mínimos, esta conversación trata de derechos elementales inherentes al ser humano, más allá de usos y costumbres.Ese argumento tuyo de que como occidental y además mujer es imposible que entienda, déjame decirte de nuevo que no estoy conforme con tus palabras, cuando ni siquiera entre vosotros os poneis de acuerdo, veo que según interpretaciones de las palabras del Profeta, la mujer posee más libertad o menos.Escucha,Me he acercado con todo respeto a tus Escrituras Sagradas buscando razones para entenderte, me ha sorprendido y ¿ sabes?, no hay tanta diferencia entre tu Texto y el mío, se parecen en el fondo, son las formas, las formas que han derramado tanta sangre a lo largo de la historia.No he encontrado en las Azoras nada que te justifique, al contrario y aunque puede haber Aleyas interpretativas de todo el conjunto se desprende consideración y respeto hacia la mujer.De acuerdo, te admito que una traducción no puede considerarse Corán, y que una infiel como yo no puede captar toda su trascendencia.Pero mira, me has dado un argumento sin darte cuenta.Sabes lo que significa Corán, yo también, entonces amigo sigue el díctamen¡Recita! ¡Recita! ¡Recita! y entiende.Olvida lo que te han inculcado otros, olvida lo que te han interpretado.Te pido, tú sólo con las palabras,¡Recita! ¡Recita! ¡Recita! y comprende que no hay nada en ellas que te lo impida.¡Quítale el velo! ¡Quítale el miedo!, libérala de la persecución y de la muerte. Devuélvele su dignidad y su voz y trátala con el respeto que merece, porque como yo nació mujer, como yo nació libre.
Mariant Íberi